s'inscrire / se connecter

Sites pays et partenaires

Membres :
0 200 500 1000 2000 5000 10000+
Un paraíso oculto

Un paraíso oculto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Francia vista por Andrea Reynoso

 

Hay algo que sólo las personas que han estado en íntimo contacto con la cultura francesa conocen, se trata de una mezcla de misterio, belleza y nostalgia. Francia es para muchos, el lugar en donde no hay imposibles, una puerta abierta a retos y aventuras, un encuentro carente de tiempo.

 Dejar el lugar de nuestra infancia y alejarse de la familia, no es una decisión sencilla. Sin embargo hay momentos en los que la vida llama y nos acerca a nuevos horizontes. Es en este momento crucial de vaivenes en el que nos atrevemos a descubrir lo que desconocemos, a abrir nuestra mente y a crecer.

 El tener acceso a otros idiomas, a otras culturas, a otras formas de vida no sólo amplía nuestra perspectiva sino que nos vuelve más críticos, más exigentes, más felices. Es ese espacio de introspección lleno de simbolismos el que nos hace entender lo que encierra nuestra estancia fuera de casa y nuestra antes desconocida capacidad de volar.

 Francia, sin duda, se ha convertido en un refugio, una fiesta, un escape, un corazón, una luz, un arte, un exilio o simplemente en un “algo” amorfo y sin sentido con el poder de cambiar vidas. ¿En qué se ha convertido Francia para ti?

 

“… Uno cree conocer París, pero no hay tal; hay rincones, calles que uno podría explorar el día entero, y más aún de noche. Es una ciudad fascinante; no es la única… Pero París es como un corazón que late todo el tiempo; no es el lugar donde vivo; es otra cosa. Estoy instalado en este lugar donde existe una especie de ósmosis, un contacto vivo biológico. Yo digo que París es una mujer; y es un poco la mujer de mi vida…”  

Julio Cortázar