El Tour de Escuelas de Arte y Arquitectura terminó, pero el mes del arte sigue en France Alumni. Te presentamos a nuestro alumni Daniel Almaguer Buentello, diseñador de moda y fundador de Atelier Setenta y Cuatro, es egresado del Istituto Marangoni Paris, escuela de moda que estuvo presente en el Tour de Escuelas de Arte y Arquitectura. A continuación un breve intercambio con el diseñador que te ayudara a conocerlo

¿Por qué escogiste estudiar en Francia?

Cuando escogí estudiar diseño de moda, mi primera opción fue quedarme en Monterrey para la carrera. Sin embargo, fue a través de Estudiantes Embajadores de México que se me propuso el Istituto Marangoni.

Escogí el campus en Francia, en parte para perfeccionar mi dominio del francés y también para empaparme de la historia y las técnicas de producción francesas que han sido responsables de la creación y preservación del sistema de la Alta Costura.

¿Por qué escogiste la escuela en la que decidiste estudiar?

El Istituto Marangoni es una universidad de renombre muy importante en la industria de la moda, y en el año que inicié mi carrera, contaba con la oportunidad de hacer cambio de campus cada año. Fue mi plan de inicio de hecho, pero al haber iniciado en el Campus en Francia, fui encantado con la cultura, el idioma y la vida en París.

Fue muy provechoso para mi permanecer en París. Por una parte, logré conocer mejor a los maestros y administradores de la escuela, por otra llegué a interactuar mejor con los distribuidores y otros profesionales de la industria. Gracias a ese sistema de apoyo logré conseguir los patrocinios con los encajes Sophie Hallette en Francia y los zapatos Noë en Bélgica.

¿Profesionalmente, cómo tu experiencia en Francia te ha cambiado?

En cuestión técnica, estudiar moda en París ha sido una gran ventaja para mi investigación de corte y patronaje. La variedad textil también me ha permitido desarrollar un repertorio en mi memoria táctil y visual que me facilita el trabajo de diseño, y el acceso a los archivos indumentarios me ha abierto el panorama estético. El rigor y el nivel de exigencia que aprendí allá han cambiado por completo mi manera de trabajar.

¿Qué has hecho desde tu regreso a México?

Al regresar a Monterrey en 2013 comencé a observar la industria de la moda local para encontrar mi nicho y la forma en que podría poner en práctica lo que aprendí. Decidí adecuar la sensibilidad artística que adquirí en Francia, así como los proveedores textiles, las técnicas que confección y el sistema de producción sur mesure para crear algo diferente. Así fue como en octubre de ese año registré mi marca, Atelier Sesenta y Cuatro.

En 2015 expuse mi primera colección hecha completamente en Monterrey en la Galería de la Alianza Francesa de Monterrey, y desde entonces, tras haber conocido al equipo de pedagogía, comencé también a impartir los cursos introductorios de francés, con el fin de promover la cultura francesa que conocí y motivar a una nueva generación a viajar a hacer sus estudios allá.

En este año 2017, estoy por presentar en noviembre una nueva colección una vez más en la Galería de la Alianza Francesa de Monterrey.

¿Qué relación tienes hoy en día con Francia?

El vínculo entre Francia y México es muy importante para mi trabajo en Atelier Sesenta y Cuatro. Durante mis estudios participé en varios concursos que me pusieron en contacto con algunos productores de telas excepcionales que hasta la fecha sigo usando en mis piezas más exclusivas. También tengo clientes que viven allá, por lo que procuro seguir al tanto de lo que sucede a nivel cultural, social y empresarial, ya que tiene un impacto directo en mi visión como diseñador y con el precio de mi producto.

También sigo en contacto con mis compañeros. Ya que todos venimos de países diferentes, nos volvimos una familia durante los años que estuvimos juntos.

Puedes conocer el trabajo de Daniel siguiéndolo en sus redes sociales:

Instagram

Twitter

Facebook

 

¿Y tú qué esperas para formar parte de la red?